Mayo 31, 2020

Gyeongju

Fui a Gyeongju el pasado fin de semana, que es bien conocido por ser una ciudad histórica. Tiene más sitios de la UNESCO que el resto de Corea combinados. La mayoría de ellos son túmulos funerarios. Algunos fueron excavados por Suecia, pero no estoy seguro de por qué. Si hay dos cerca uno del otro, son Rey y Reina.

También puedes ingresar a uno de ellos, sin embargo, tienes que pagar por eso. Son 1,500 para la entrada de adultos, pero también te permite ingresar a un hermoso parque. Es difícil obtener imágenes dentro del montículo, ya que está oscuro y todo lo que estaba dentro está detrás de un vidrio. Tampoco se le permite tomar fotos, lo que vi al salir, pero de todos modos no había nadie para detenerme.

Después de esto fuimos a Cheomseongdae, que fue construido entre 632-647 y es el observatorio astronómico más antiguo del este de Asia. Estaba lleno de tierra hasta la capa 12 de piedras exteriores (que son bastante grandes) y la gente podía observar desde allí hasta la capa 15.


También hay un bus de insectos que circula por esta área, ¡que es súper lindo! Este parque incluye algunos montículos, lugares para guardar hielo, la torre de arriba, campos de colza, edificios antiguos y, en ese momento, un área de conciertos.

Desde allí fuimos a Anapji Pond, que es muy hermosa, cuidada y en su mayoría reconstruida.

Cerca está el Museo Nacional, que no me pareció demasiado interesante. La mayoría son reconstrucciones de cosas que verás por la ciudad. Además, la parte principal está cerrada en este momento. Lo bueno es que es gratis.


Me alojé en Potato Motel, que nos dio un descuento de 10,000 de 70,000 a 60,000 cuando hice una mueca. La cena en Han’s Deli fue bastante buena, pero la mía era demasiado picante. Si no estuviéramos demasiado cansados, probablemente nos habríamos quedado allí sentados por más tiempo para poder comer, pero me iba a quedar dormido por caminar con un 90% de humedad y 30 ° C de temperatura.

Al día siguiente fuimos al Templo Bulguksa, al que se puede acceder a través del autobús 10 u 11 que cuesta 1,500 wones cada uno (apropiado, ya que el viaje en autobús dura aproximadamente media hora). Asegúrese de bajar en la parada al lado del estacionamiento, no otra con un nombre similar que esté rodeado de tiendas. Desde la parada de autobús, suba por la pasarela derecha a través de un parque donde la gente vende comida, bebidas y recuerdos coreanos estándar (la izquierda es para automóviles pero también tiene una acera).

En la parte superior tienes que pagar una tarifa de entrada de 4.000.


Una vez dentro, caminas un poco más. Todo el trabajo en piedra es original, ya que eso no se realizó cuando Japón los quemó (por supuesto, no se realizó, y por supuesto Japón lo quemó, como todo en Corea en algún momento ...). Sin embargo, esto se quemó mucho antes de la invasión de 1911.

Todavía hay reconstrucción en marcha. Detrás del templo principal y las escaleras más grandes fotografiadas a continuación se puede ver un edificio que arruina la foto. Tuvimos que dar la vuelta y subir para ver que allí es donde se está llevando a cabo la reconstrucción, y el edificio es para proteger las piezas. La reconstrucción actual es de una pagoda que tuvo una grieta en el 3er nivel.

Acabábamos de perder el autobús para ir a Seokguram (salen cada hora en punto) y hacía demasiado calor para caminar los 30-50 minutos, así que volvimos.

Los autobuses a Busan salen cada hora en punto, excepto alrededor de las 6:00 cuando salen a las 6:00, 6:40, y luego a las 7:40, 8:40 ... etc.

Los autobuses desde Busan salen cada 30 minutos.